viernes, 27 de mayo de 2011

fibras: algodón


La fibra de algodón es una fibra natural de origen vegetal, que se obtiene de la planta del algodonero. Su calidad depende de su finura, pureza, brillo, color y en especial de la longitud de la fibra, así, cuanto más larga sea ésta, más fino, resistente y regular es el hilo que se consigue.

Ventajas
- Del algodón se obtiene un tejido de gran suavidad, fresco, flexible al tacto y transpirable.
- Es muy resistente y se le puede dar un uso continuado ya que tolera muy bien los lavados.

- Es la fibra ideal para trabajar en verano o en climas cálidos.


Un poco de historia

El algodón fue utilizado desde tiempos prehistóricos. En el año 350 a.C., el griego Herodoto describe que en la India existe la “planta de la lana”, llamada Karpassos, que es considerada como plata sagrada. Este curioso concepto de”árbol de lana”, fue recogido en la Edad Media, época de la que procede el curioso dibujo de la planta en la que crece un cordero.
Los árboles, que lo cultivaban en Egipto y Argelia, lo introdujeron en Europa, estableciendo plantaciones en Sevilla y Granada, siendo este algodón granadino el más apreciado. Las luchas religiosas impiden su difusión.



La fibra
- El algodón es casi celulosa pura, con suavidad y permeabilidad al aire que lo han hecho la fibra natural más popular del mundo.

- Absorbe la humedad rápidamente, lo que hace la ropa de algodón confortable en climas cálidos, mientras que su alta fuerza de tracción en soluciones jabonosas significa que estas son fáciles de lavar.


- El algodón es la elección de fibra natural para estos tiempos de conciencia ecológica. Las modernas prácticas de cultivo y los avances de la ciencia agrícola continúan optimizando el uso de la tierra y reduciendo la cantidad de agua necesaria para su cultivo y las implicaciones de su consumo. El resultado es un enfoque mucho más responsable con el medio ambiente, más eficiente en el uso de la energía y más producción en la fibra de mayor aceptación en todo el mundo.

La voz de la experiencia:

Mi experiencia personal con el algodón es muy buena. Siempre lo utilizo para prendas de verano, precisamente por las cualidades que enumeras, transpirabilidad, frescura y resistencia al lavado, lo que lo hace muy interesante, dado que las prendas en verano se lavan mucho. Y tampoco se estira como otras fibras, permanece igual, sin sorpresas.


En las marcas comerciales que podemos encontrar en las tiendas, últimamente se está viendo mucho más el algodón mercerizado que el rústico. Este proceso le confiere un brillo satinado que da un acabado muy bonito a las prendas. La mercerización también optimiza la absorción del tinte, lo cual contribuye a que podamos encontrar una paleta de colores muy extensa.

Para mí es la mejor opción para el verano, dada mi aversión a otras fibras como el bambú o el lenpur ;)

Yo ya llevo tejidas 2 chaquetas con algodón, y no voy a parar..... :D

4 comentarios:

M.Carmen dijo...

yo ahora estoy haciendo un vestido en algodón egipcio.
La ventaja es que da gusto trabajarlo porque no sudan las manos.
Y el que he comprado, es de un grosor ideal, y queda con un lustre estupendo.

Pero, Eva, si no me sacas del error, he leído que la explotación del algodón es anti ecológica, no me acuerdo muy bien por qué.

Claro, que se puede comprar algodón ecológico, pero será mucho más caro. Y como siempre, el dilema de ser ecológicos y vivir en crisis.

Un beso

eva dijo...

hola maricarmen..! Buscando lo que comentas, sí, se supone que el cultivo del algodón convencional requiere gran cantidad de pesticidas. En cambio al adquirir textiles de algodón orgánico estás cuidando tu salud y apoyando una buena economía y una agricultura ecológica.

Como en todo, hay varias formas de hacer las cosas.. quiero decir: talar árboles no es muy beneficioso para el planeta pero existe una demanda de ese material, así que siempre habrá gente dispuesta a talarlos. Pero también por eso surgen las plantaciones controladas, para no deforestar bosques enteros sólo porque necesitemos de madera/papel.

Solución: Hacer un consumo inteligente y responsable de nuestros recursos. Creo que es mejor comprar poco (ojo, he dicho POCO, no dejar de comer porque quiera llevar un jersey 100% de algodón ecológico) pero que esté en consonacia con mis valores aunque me cueste un poco más caro.

De ahí que algunos paises productores de algodón llevan muchos años poniendo en marcha políticas ecologistas para su producción. sí, encareciendo un poco el producto, pero siendo más respetuosos con el medio ambiente.

En la medida de lo posible yo recomiendo utilizar fibras que sean respetuosas con el entorno y con uno mismo, pero no siempre se pueden acceder a ellas, obviamente.


En el equilibrio está la clave my friend.

VIAJANDO E PULANDO dijo...

seu blog e muy lindo

estrella bonita dijo...

Muy interesante, felicidades Eva ;-)