domingo, 18 de octubre de 2009

17 de octubre 2009

Ayer hubo mini quedada en La Alegre Conchita, la tienda erótica de mi hermana y Raquel, además de mi misma que llevaba allí desde el jueves casi sin salir, sólo vino María, una chica encantadora de Puerto de Sagunto, que hacía tiempo que quería venir, pero no había podido ser.
Tejer no tejimos mucho, charrar un montón, así por lo menos pudimos conocernos un poquito, fue una mañana muy agradable, y cuando quisimos darnos cuenta ya eran las 2.

María comenzó unos patucos para su futura sobrina (creo que yo debería probar con alguno de los patrones que me mostró) y yo le di una vuelta al Ishbel que llevo ahora entre manos.

3 comentarios:

marisa dijo...

Qué tienda más bonita!

Y qué pena que tampoco esta vez he podido acudir a la kedada...

Desde que estoy en Ravelry quiero acercarme y conoceros, pero núnca me cuadra con una mañana de sábado en la que no tenga nada que hacer. Voy a tener que imponer la kedada como prioritaria. Y punto...

**biznaga**

Piruleta dijo...

A ver si al próxima es la definitiva y nos conocemos ;-)

M.Carmen dijo...

en la próxima quedada, seguro que coincidimos.
Pero ya se sabe, los catarros, mejor curarlos que estarlos arrastrando.

Un beso